Teléfono: +584123913032 contacto@atotrading.com

Prensa ATO.- Si bien la aparición y propagación del nuevo coronavirus Covid-19 ha impactado en las dinámicas económicas de los países del mundo y, por ende, a los representantes aduaneros, éstos han logrado adaptarse a los nuevos desafíos que impone la pandemia, convirtiéndose en piezas importantes para seguir asegurando la cadena de importaciones y exportaciones de material médico-sanitario.

Al respecto, Laura Fernández, secretaria general adjunta de la Asociación de Empresas de Transitarios de Madrid (ATEI-OLTRA), manifestó en una entrevista para el medio digital Diario El Canal que “De hecho, como empresas clave en el comercio internacional, a través de nuestra federación FETEIA-OLTRA, diversas compañías de nuestro sector han participado en la campaña Carga Aérea Ayuda Covid-19, organizada por la industria de la carga aérea en colaboración con la ONG Mano a Mano”.

“Entendemos que cuando se vaya adquiriendo la normalidad deseada en cuanto a volumen de actividades, ello tendrá una repercusión inmediata y positiva en la recuperación económica del país. En consecuencia, los primeros sectores que podrán notar la recuperación empresarial deseada serán todos los relacionados con el comercio exterior directa o indirectamente”, opinó Fernández.

A juicio de la representante de la Asociación de Empresas de Transitarios de Madrid, sigue siendo importante la reactivación y flexibilización de las restricciones empresariales para aumentar el consumo y la dinámica comercial.

Crisis por pandemia ha desarrollado la creatividad y uso de las TIC en el sector

El confinamiento que se mantiene como medida para prevenir la propagación del Covid-19 ha presionado en todas partes del mundo para el uso de diferentes tecnologías de la comunicación que permitan avanzar en procesos comerciales y blindar las transacciones, “Ha ayudado a que la tramitación de ciertos controles aduaneros y sanitarios fueran más rápidos y se evidenciara la seguridad y eficacia de este nuevo sistema, que esperemos haya venido para quedarse de forma definitiva”, destacó Fernández.

De igual forma, enfatizó que el uso de las nuevas tecnologías ante esta situación ha permitido sentar las bases de un nuevo mundo, en el que los servicios logísticos y aduaneros se realicen y aprueben de manera digital, “Dará lugar a que la experiencia de estos meses sirva para que la aceptación electrónica se quede definitivamente”.

Sin embargo; la especialista destaca que el reto es el mundo post pandemia, ya que algunos países podrían preferir la producción nacional y disminuir sus niveles de importaciones y exportaciones, lo que colocaría en riesgo muchas empresas del sector, lo que se debería traducir en mayor protección para éstas desde los gobiernos, e incluso desde las instituciones de la Unión Europea.

“Estamos convencidos que la aportación de nuestro sector, como asesores y colaboradores directos de las empresas de comercio exterior de nuestro país, seguirá siendo muy necesaria para potenciar las operaciones de compra-venta internacional”, opinó.

Sobre las oportunidades de teletrabajo que se han desarrollado, a raíz del cumplimiento de la cuarentena, Fernández manifestó que ha sido una ventaja para las empresas, que han comprobado que algunas funciones pueden realizarse desde casa, sin afectar la efectividad laboral.

Asimismo, catalogó el uso de las tecnologías como provechosas al momento de establecer videoconferencias con clientes y proveedores, reduciendo costos y tiempos por el desplazamiento, entre otros gastos, “las posibles barreras o rechazos que se tenían hacía las nuevas tecnologías sin duda se han superado y su uso formará parte del día a día empresarial cuando finalice la crisis, compaginando los encuentros virtuales con los presenciales”, apuntó.

Finalmente, resaltó que la profundización de la dinámica online resultará en una línea ascendente en el e-commerce para los próximos años.

× ¿Cómo puedo ayudarte?